4/5/12

Las mujeres, la prostitución y la libertad (?)


Esta entrevista interesante, que hizo Luciana Peker, en el Suplemento Las/12 me hizo volver a pensar en la imagen de las mujeres en los medios, en publicidades y programas de televisión, al margen del problema de los estereotipos. Digo al margen porque ya el tema de estereotipos es toda una polémica, y muy interesante, pero esto va más allá. Se trata de la imagen de las mujeres en situación de prostitución y la imagen de este "trabajo" (según la investigadora).
Me parece que discute varias cosas interesantes, no porque esté de acuerdo con todas ellas, sino sobre todo para pensar el lugar de nuestra imagen en los medios, en programas y publicidades; y también la trata de mujeres y el tema -en boga hoy- de la prostitución VIP.
Aunque lo central del argumento de Carolina Justo Von Luzer apunta contra las críticas moralistas, me parece que está escindida del contexto de una sociedad basada en la explotación, en la que la opresión de las mujeres ocupa un lugar muy importante, y millones de mujeres y niñas son explotadas sexualmente (esto no se puede soslayar en una discusión sobre la "libertad" de ejercer la prostitución).
En una sociedad como la nuestra (capitalista y patriarcal) no existe una libertad real para elegir "trabajar" como prostituta en lugar de hacerlo de cualquier otra cosa, sino más bien se llega a la prostitución como última opción. Este argumento encuentra un gran obstáculo al discutir el enorme problema de la trata de mujeres, pero aun al señalarlo, la diferencia que establece entre las mujeres sometidas a la esclavitud sexual  mediante las redes de trata y las que en situación de prostitución "por elección" y de forma "independiente" (las comillas las pongo porque no comparto estas características) es, para mí, formal porque lo escinde de la realidad marcada por la opresión de las mujeres. Incluso, tendríamos que pensar también que aun la prostitución VIP (que no es la realidad de más que de un sector marginal de las mujeres en situación de prostitución)  encaja en un esquema de sometimiento de las mujeres. Aunque esté "naturalizado", y alentado constantemente en los medios de comunicación, que las mujeres usen su cuerpo como una especie de mercancía (que se ofrece a cambio de dinero o bienes, incluso porque un sector marginal de estas mujeres lo haga "porque quiere")  no es posible extirpar este aspecto esto de una sociedad donde las mujeres somos oprimidas, violentadas o sometidas sexualmente. Para mí, esto no es indistinto para la discusión.
El mismo problema le encuentro al argumento de que puede existir deseo en las mujeres de mostrarse como "objeto de deseo" en la televisión. Sobre todo porque no hay muchas imágenes de mujeres ejerciendo libremente su sexualidad ni nada por el estilo, más bien la mayoría aplastante son justamente lo contrario y encajan en una estructura de opresión (en todas sus expresiones, desde las más brutales hasta las más "sutiles").

2 comentarios:

felipefg dijo...

La entrevista con Carolina Justo Von Lurzer, es muy interesante, principalmente porque rompe con la linea con la que el suplemento de pagina 12 trata estos temas, siempre desde la gastada y monocromatica lente de la opresion y la victimizacion. Esto no quiere decir que la opresion, la victimizacion, la explotacion, no existan, pero en el tema de la prostitucion, las mujeres no son univocamente victimas, explotadas y esclavas tal como lo pintan algunos discursos.

Por otra parte no creo que el analisis de Justo Von Lurzer este escindido del contexto social de las mujeres. Por ej. dice que el caso de prostitucion vip de Moria Casan no puede ser comparado con el caso de una mujer cabeza de familia que se prostituye para sostener a su hogar. Pero aun mas importante, habla explicitamente de la explotacion economica que sufren las mujeres, tanto las que son trabajadoras sexuales como las que no. Y aqui esta el punto central de la cuestion que ella plantea, si dentro de una sociedad capitalista y patriarcal aceptamos como trabajo aquellas labores donde las mujeres son explotadas por ser mujeres, ¿porque no aceptamos como trabajo tambien la prostitucion? ¿No sera como plantea ella que estamos ante una division arbitraria solo porque la sexualidad femenina es un tabu?¿Solo por una cuestion de moralidad?¿Donde fijamos la demarcacion entre lo que es trabajo y lo que no? y pregunto, ¿que discursos son los que habilitan y prohiben que determinadas partes del cuerpo y capacidades humanas puedan ser explotadas laboralmente?
Fijate que habla explicitamente de la prostitucion como una forma de explotacion, en este sentido su analisis no esta escindido del contexto social.

Respecto al tema de la eleccion, puedo conceder que no existe la eleccion o "libertad real", pero esto no es un tema exclusivo de las mujeres que se prostituyen, ¿o el caso de una empleada domestica no es similar, o el de un tipo que se dedica a descargar pozos ciegos tambien? Y no por ello negamos a estas labores la dignidad del trabajo. En cuanto a si se llega a la prostitucion como ultima opcion, creo que la investigacion social ya ha demostrado que muchas mujeres (de clase trabajadora y clase media) han ELEGIDO la prostitucion, han dejado otros trabajos por la prostitucion, han sopesado costos y beneficios y decididieron ejercer la prostitucion. No se si son la mayoria o la minoria de los casos, pero bien prueba que no toda las mujeres tiene una misma relacion con su sexualidad y el cuerpo (tal como apunta la entrevistada de Peker). Que algunos crean que solo una mujer en la mas absoluta desesperacion pueda decidir prostituirse revela ciertos supuestos esencialistas sobre la sexualidad femenina.

En cuenta al señalamiento que hace Justo von Lurzer de que algunas mujeres concursantes de programas televisivos puedan tener el deseo y placer de mostrarse, no veo porque no puede ser cierto lo que dice. Por ej. las investigaciones sobre las mujeres "strippers" o bailarinas eroticas han demostrado que dichas mujeres sienten placer al mostrarse como objetos sexuales (tal vez deberiamos decir sujetos sexuales) y saborean el poder de sentirse el centro de la atencion masculina. Esto no implica tener una vision naif sobre la industria del sexo y olvidar que son producto de una sociedad sexista, pero señala que las cosas son mas complejas y que incluso, como plantea la entrevista de pagina 12, lo que hacen estas mujeres es cuestionar ciertos presupuestos sobre la sexualidad femenina, incluso al mismo tiempo que puedan estar reproduciendo estereotipos.

Saludos

Rompeteclas dijo...

Hola, gracias por tu comentario. A lo que yo quiero apuntar, y es una impresión, una percepción de cómo está planteado el argumento de la libertad. A mí sinceramente me cuesta pensar esta idea en el marco de un sistema basado en tremendas desigualdadaes, y creo -con mucha modestia- que no es posible pensar en elecciones -salvo ecepciones que son demasiado marginales- libres e incluso en esos casos yo creo que se hacen en base a un sistema de valores que es imposible construir por fuera de ese problema. Igual mi punto de partida es que la entrevista me pareció recontra interesante y me parece una discusión muy importante. Saludos!