27/8/08

Sin sorpresas, oficializan a Obama como candidato


Aunque nadie esperaba lo contrario, la nota la dio Hillary Clinton llamando a sus delegados/as a votar por aclamación a Barack Obama como candidato a presidente del Partido Demócrata. Hace un rato en la Convención Demócrata que se desarrolla desde el lunes en la ciudad de Denver (Colorado, Estados Unidos).
Después de los discursos de Michelle Obama (lunes) y Hillary Clinton (martes), hoy se votó oficialmente la candidatura de Obama, incluso antes de que termine el conteo formal de los votos emitidos por los delegados de Clinton y Obama, los dos candidatos que habían llegados habilitados para ser electos como candidatos.
El viernes pasado Obama había dado a conocer que elegía a Joe Biden como vice para competir por la Casa Blanca en noviembre próximo.
En medio de un estadio lleno de papelitos, pancartas (que de un lado decían Hillary y del otro decían Obama -piensan en todo-), rock&roll y mucha retórica, los demócratas eligieron a su candidato. Si hubo algo que sobró en la convención, que vio algunas pocas manifestaciones fuera del estadio, fueron gestos, imágenes simbólicas y cosas por el estilo, todo dentro de una escena casi milimétricamente armada.
Sin embargo, ninguno de los/as oradores/as sorprendió con sus discursos, se habló sobre la crisis económica que golpea a Estados Unidos (y al mundo), el lustro de "guerra contra el terrorismo" y diatribas interminables contra Bush y el candidato republicano John McCain (que a pesar de no poder despegarse de la imagen subterránea de la administración actual, no está tan mal en las encuestas, algunos dicen que por tibieza demócrata, otros porque logra captar todavía el voto de importantes sectores que Obama no puede cautivar... Mientras tanto, siguen los despidos en la industria, el aumento de la nafta y los productos de la canasta básica.
Es innegable que la candidatura de Obama despertó enormes expectativas entre jóvenes, afroamericanos, mujeres, activistas, latinos y otros sectores, pero más innegable es que no hay nada que demuestre que los demócratas vayan a cumplir con los grandes deseos de cambio que esperan quienes los votarán en noviembre.

1 comentario:

Ma. Candela dijo...

algunos lobos saben disfrazarse de corderos... habrá que esperar, pero su estratégico giro hacia la derecha conservadora me provoca desconfianza!